Reseña: Special Correspondents

Special_Correspondents_poster

Una fórmula cómica tan antigua como la vida misma.

Cuando vi que en Special Correspondents salía Ecuador, estaba esperando una ráfaga de risas sobre las visiones del tercer mundo del hombre blanco y la mirada maldita de Gervais, héroe contemporáneo del humor negro para los que hemos superado la necesidad de tener que gustar de la gente que nos hace reír o disfrutar. A pesar de esa fama, esta película demuestra que Gervais no es tan enfant terrible después de todo. No digo que no haya disfrutado de Special Correspondents, sino que esperando un puñetazo en la cara recibo una especie de saludo amigable con mirada cómplice. La cosa resultó mucho más dócil de lo que esperaba: la película es una crítica a la paranoia, y no habla sobre la representación sino más bien sobre la total idiotez con la que los medios de comunicación del “primer mundo” representan a esa otra mitad que ni entiende ni les da la gana de entender. El cast es lo mejor de la pelicula, una arte que Gervais lleva años trabajando en Extras o Life´s Too Short. Todos los personajes latinos de esta pelicula llevan al máximo esta caricatura mainstream que tienen America Ferrera y Raúl Castillo de latinos super buena gente y chéveres, a la vez que pendejos (Gervais, como buen europeo, sucumbe ante el mito del buen salvaje), mientras que los malos son sacados directamente del capítulo de Mac Gyver cuando visita un Quito polvoriento que no tiene nada que ver con los Andes Ecuatorianos. Gervais no se rompió la cabeza con la trama: la película trata sobre un reportero de radio de una emisora local neoyorquina que es asignado a cubrir la guerra civil que se está cociendo en un país tercermundista llamado Ecuador. Viaja con su técnico de sonido, un inglés bonachón con una mujer mucho más guapa que él en una época dificil de su vida. Sin caer en muchos patetismos, los dos personajes llevan un plot bastante rocambolesco. Hay ritmo y personajes memorables, pero no creo que se convertirá en una de tus peliculas de cabecera.

Puede ser que Special Correspondents no tenga el tono ácido que se espera de Gervais, pero esa también es su forma de ser rebelde. Lo que sí tiene es un buen bromance no tan meloso y una buena química que marca el ritmo de la película. Eric Bana sorprende, guapo y labioso, con un personaje con puntos bajos pero coherente, nada de ese hombre duro buscando redención que suele salir en las películas de nerds. Me hubiese gustado encontrar ese mismo nivel de autenticidad en los personajes femeninos, aunque disfruté de la actuación de Vera Farmiga como la mujer de Finch, a pesar de su papel cliché de mujer medio bruja e interesada. La historia va sobre patéticos que se convierten en héroes, sobre un país lejano y su invención. Es una comedia amigable: no vamos a decir que Gervais no ha hecho ninguna travesura en Special Correspondents. Si le dan una oportunidad no se sentirán decepcionados, seguro que hay peores maneras de invertir su espacio cinematográfico de fin de semana.

, , , , , ,

Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario