La Opinión Impopular: Eddie Redmayne en The Danish Girl

Eddie Redmayne en The Danish Girl

Eddie Redmayne en The Danish Girl

La pregunta de esta semana es: ¿que opinan sobre la nominación de Eddie Redmayne al Oscar a mejor actor por el personaje de Lili Elbe, la primera mujer transgénero en someterse a un procedimiento de cambio de sexo?

Alvarete, en contra:

Para mí, darle el papel de una mujer trans a un hombre cisgénero es el equivalente a darle un personaje femenino a un hombre. El hecho de haber pasado la oportunidad de darle visibilidad a la misma comunidad cuya historia estás contando no hace más que reforzar la discriminación estructural que estereotipa a las minorías en sus representaciones mediáticas y las limita a ser comic relief, “esposas de” y un sinfín de personajes secundarios y papeles menores. La inclusividad no puede ser exclusiva, y debemos amplificar la queja del colectivo trans ante esta controversia. Tal vez si la actuación de Redmayne hubiera sido magistral estaría más dispuesto a perdonarla, pero me pareció que alternaba momentos maravillosos de descubrimiento y sorpresa genuina con los gestos que hace Bugs Bunny al vestirse de mujer para engañar a Elmer Fudd. Hay espacio para mejorar, y Hollywood debería ser más responsable creando más oportunidades para minorías y aprovechando las pocas oportunidades que ya hay para darles visibilidad.

Denise, a favor:

Hay dos rasgos que caracterizan a Eddie Redmayne como actor: su generosidad y su compromiso. En The Danish Girl (una película que no me pareció tan buena), me conmovió una escena que ni siquiera es icónica o representativa del personaje Lili, sino un momento en el que Redmayne nos hace parte de su intimidad, de su proceso en donde se pierde y encuentra, y se deja tocar, herir y transformar por el personaje. Su consejera para ese rol fue la directora transgénero Lana Wachowski. Y este es el otro punto de debate: muchos miembros de la comunidad GLBTI+ protestan el que haya sido un hombre cisgénero y no una persona trans quien interpretara a Einar/Lili. ¿Debe un actor que interpreta a una persona trans ser trans? Creo que en el caso de roles en donde el personaje arranca como trans, el papel debería serle dado a una persona trans, como efectivamente ha sucedido en Sense8 y Orange is the New Black. Sin embargo, en The Danish Girl se narra el recorrido de un hombre cisgénero hacia su identidad trans: Lili Elbe inicia su travesía como Einar, y él aún no cruza las aguas del río. Finalmente, si la propuesta artística es honesta y honorable y las elecciones que se hacen contribuyen a lograr los objetivos narrativos, no creo que se deba dar prioridad a los imperativos ideológicos o políticos, por más de acuerdo que estemos con éstos. Cuando uno recibe la generosidad y el compromiso de un artista, ya sea en el cine, en un concierto, en el teatro o en una novela, uno debe aceptar esa entrega de igual modo: ese es el trato que le da sentido al arte y a nuestras propias historias.

, , , , , , ,

One Response to La Opinión Impopular: Eddie Redmayne en The Danish Girl

  1. Tomás Pueyo 15 de marzo, 2016 at 15:24 #

    El juicio sobre una obra terminada se hace desde una realidad muy diferente a la de su creación.
    Sacar adelante una película es un esfuerzo ingente. A partir de una idea -generalmente, el guión- y se intenta convencer a un montón de personas para que suelten la pasta, ignorando si lo podrán recuperar.
    Después, hay que tener el visto bueno de los distribuidores y exhibicionistas.
    Cada parte tiene sus miedos; y, según la personalidad, sus filias y sus fobias.
    Las películas con desconocidos suelen fracasar. Y el concepto “transsexual” es delicado de tratar. Hay mucho riesgo al elegir un actor que pueda producir rechazo. Y, encima, es problemático dar con él.
    Y luego están las dificultades, el tiempo que vuela y los compromisos firmados te obligan a estrenar a una fecha determinada. Para colmo, los intereses y gustos de unos y otros, que intentan imponer, acaban en un resultado alejado de la idea original.
    Para mí, el trabajo del actor pareció bueno al principio. Lo malo es que sus poses las repite hasta la saciedad, y da un personaje monocorde; aburrido, incluso.

Deja un comentario