Jessica Jones

AKA Jessica Jones

Jessica-Jones

La nueva era de películas de superhéroes ya tiene quince años, tiempo más que suficiente como para que el género trascienda la barrera narrativa de “hombres con superpoderes dándose golpes”. The Dark Knight fue el primer intento de traducir la riqueza narrativa de los cómics a la pantalla grande contando una historia neo-noir con Batman como protagonista, y Jessica Jones es el próximo gran paso del género: una serie capaz de contar una historia adulta y explorar lo que significa ser una heroína con poderes de tercer nivel en un mundo donde el dios del trueno existe y se pasea por Nueva York. Jessica Jones es la segunda serie de Marvel producida por Netflix (la primera fue Daredevil), y Melissa Rosenberg y su equipo han entregado una serie que no solo es buena comparada con las series y películas de Marvel, sino que se levanta por encima de sus pares para convertirse en una de las mejores series del año, punto.

Avengers: Age of Ultron nos intentó mostrar el trastorno de estrés post-traumático de Iron Man después de estar al borde de la muerte en Avengers, y Jessica Jones le dedica una temporada entera a humanizar la lucha diaria de sus protagonistas contra el trauma. En un género tan predispuesto a resolver problemas a golpes, es refrescante encontrar una creadora que se enfoca en la vulnerabilidad detrás de los superpoderes, y en el impacto real de vivir en un mundo en el que la superfuerza no te salva del desgaste psíquico de la profesión de ser heroína de cómic. La serie consigue simultáneamente escapar a la parafernalia del género y hacer honor a la forma, a la vez que hace eco de los grandes de la novela negra como Raymond Chandler y James Ellroy y al acoso con el que tristemente las mujeres se encuentran a diario. Otro acierto de Netflix, que solidifica su posición al lado de los grandes a la hora de producir contenido original.

, , , ,

Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario