Carta del Editor, 03/11/2015

El Halloween es una anomalía entre las fiestas, un ritual de origen pagano en el que celebramos a todo aquello con lo que no queremos encontrarnos fuera de nuestras pesadillas. En todas las culturas siempre ha existido la figura del mal, el diablo, aquello que nos sigue, y que en cierta manera nos hace humanos. La necesidad de plantarle cara a aquello que nos aterroriza es tan vieja como la humanidad misma. ¿Cómo no celebrar que seguimos vivos sino recordando a nuestros muertos? ¡Qué viva el Halloween! Y así, de susto en susto, tal vez le perdamos el miedo a vivir.

, ,

Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario